Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/7/2009 12:00:00 AM

Billy Pontoni

A muchos de los jóvenes de los 70, la voz de Billy Pontoni les recuerda sus mejores momentos: el colegio, la universidad, el primer beso. Este cantautor nació en Cartago el 20 de febrero de 1954 como Guillermo García Ocampo. A los 8 años ya cantaba en los actos culturales del colegio. Para desarrollar su talento, su padre lo matriculó en el conservatorio Pedro Morales de su ciudad y a los 10 años ya hacía parte del Club Juvenil Radio Cartago. En 1966 aprovechó una visita a Bogotá para asistir al programa el Club del Clan, con tan mala suerte que no pudo entrar. Con su guitarra al hombro, llamó la atención del director, Guillermo Hinestroza, quien al oírlo lo vinculó al coro del programa. A pesar de fugaces apariciones, y de grabar un disco, Billy sólo conoció el éxito en 1972, cuando se convirtió en una de las estrellas musicales de la televisión. Grabó en 10 años cinco discos exitosos, con temas como Alguien cantó una canción, Dime qué pasó y Por qué ahora. Fue una época de giras internacionales y  hasta fue la imagen de Coca-Cola. Eran años de fanáticas histéricas y claro, mucha rumba. Al final de los 80, Pontoni se fue alejando de las emisoras, pero nunca dejó de cantar. De hecho, el año pasado grabó su disco Nada es igual. Hoy sigue dando conciertos privados y tiene una activa vida artística que se puede seguir en www.billypontoni.com. Pasa su tiempo con amigos y escuchando a las nuevas figuras del rock, como Dr. Krápula. Sus dos hijos no le han dado nietos y a los 55 años piensa retirarse cuando ya no tenga voz, pues dice “Mi vida sin música, sin escenarios, sin una mujer, sin un buen trago, no sería vida”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?