Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/10/1998 12:00:00 AM

BLACKBURN SE DEFIENDE

Uno de los funcionarios del gobierno que más controversia ha generado en los últimos días es José Blackburn, presidente de Telecom. En medio de las críticas de varios medios de comunicación, SEMANA habló con él.

Semana: Si se compara con las de otros países donde no hay monopolio no hay duda que de Telecom es una empresa burocrática e ineficiente. ¿Está de acuerdo? Jose Blackburn: Telecom es el espejo de nuestro país. Suma de problemas y virtudes. Lo que pasa es que algunos críticos confunden el alto nivel de vida en Dinamarca con su residencia en Cundinamarca.
Semana: Lo cierto es que como está hoy en día, Telecom no es una empresa viable., y cuando tenga competencia puede perder todo su mercado. ¿Por qué no privatizarla?
J.B.: Los dos mayores lastres con los que debe cargar la empresa son: el pasivo pensional y su arcaica cultura burocrática, ambos construidos en medio siglo. Con ese par de bacalaos a la espalda Telecom no resiste tres minutos de inmersión en un ambiente de competencia total. Cuando ingresé hace dos años las palabras "apertura", "capitalización", "alianza estratégica" y "competencia total" eran expresiones malditas en la empresa. Hoy son bien normalitas. Mañana, cuando sintamos a los competidores resollándonos en la nuca, términos como "privatización" y "venta" lucirán tan zanahorios que nadie se sentirá espantado.
Semana: Usted se siente muy orgulloso de su administración, pero lo cierto es que ha tenido muchos obstáculos. Por ejemplo, le han hecho muchos paros.
J.B.: "Los perros ladran Sancho luego vamos cabalgando", dice El Quijote. O un presidente de Telecom asume actitud babosa y complaciente (y no se mete en líos) o se enfrenta con rigor a lo que considera lesivo, ineficiente e injusto contra la empresa. A mí no me nombraron para salir en hombros de los trabajadores sino para meterle el hombro a una empresa estatal amenazada por la competencia.
Semana: ¿En los últimos días han acusado a Telecom de estar en una feria de contratos y han dicho que hay algunos que son irregulares.
J.B.: Póngale 'feria' o el adjetivo que quiera. Lo sustantivo, lo cierto, es que la naturaleza jurídica de Telecom obliga a sus administradores a establecer todas las relaciones de derechos y obligaciones con terceros mediante contratos. Desde la preparación de los tintos hasta la instalación de un cable submarino. Si alguien considera que hay irregularidades que las denuncie, pero fundamentado en pruebas. Pero que no lo vayan fusilando a uno de manera sumaria y anticipada mientras llega la contraorden. Es un atentado _por lo menos contra la urbanidad de Carreño_ recibir condena eterna en la primera página y absolución _al final de los tiempos_ con letra chirriquitica en la columna de los obituarios.
Semana: A usted lo acusan, en particular, de darle un contrato a un sobrino. ¿Cómo se defiende?
J.B.: Se trata de la publicación de tres avisos en una agenda estudiantil, contrato firmado por el vicepresidente de mercadeo, quien entonces poseía la delegación del gasto. Entre el enorme número de contratos que la ley me exige firmar, más los 'chulos' que debo garrapatear sobre otros que me consultan más de 500 personas que en Telecom están facultadas para suscribirlos, cabe la posibilidad que se me haya colado un 'visto bueno'. Lo importante es demostrar que no hubo ilegalidad, ni mucho menos mala fe.
Semana: También lo acusan de contratar unos conciertos carísimos para hacerse publicidad ¿Qué tienen que ver esos conciertos con la estrategia de mercadeo para competir en larga distancia?
J.B.: ¿Conciertos? Los de Telecom. ¿Desconcierto? El de la competencia. En este país la mitad de la gente se muere de infarto, mientras que la otra se muere de envidia. Los conciertos hacen parte de la más atrevida estrategia comercial para que el equipo Telecom se tome el país, retenga a millones de nuestros actuales clientes y consolide un mercado, amenazado por los cuatro costados. Si cinco millones de colombianos, que solo leen y escuchan de genocidios, manifiestan su afecto hacia Telecom a través de la música y, de paso, aprenden a marcar larga distancia con nuestros indicativos, la inversión se paga 100 veces. Ah, y además se trata de conciertos gratis...
Semana: Usted recibió jalón de orejas del gobierno por darse tanta pantalla. ¿Por qué se metió en esos conciertos?
J.B.: Es conveniente poner la cara cuando se trata de grandes proyectos impulsados por grandes empresas. ¿Qué tal ofrecer el 60 por ciento de descuento en larga distancia y hacerse el avestruz? Si cada vez que hay amenaza de paro tengo que poner la cara, ¿por qué no he de hacerlo cuando se trata de excelentes noticias para todos los colombianos? Así lo hacen en otras latitudes los señores Iacocca, Akio Morita y Bill Gates, y en el ámbito vernáculo hasta el doctor Wolf del ISS.
Semana: Se ha dicho que su campaña del 009 tiene sobrecostos.
J.B.: La única manera de determinar si algo tiene sobrecostos o no son los resultados. Hasta mis críticos reconocen que la campaña del 009 ha sido una de las más exitosas de que se tenga memoria. Para la juventud, el jingle se volvió prácticamente un himno. Hoy casi no hay ningún colombiano que no sepa que el 009 es el indicativo de larga distancia de Telecom. Esto lo logramos desde antes de empezar el servicio. Para nosotros ese resultado no tiene precio. Sobrecosto habría sido el mercado que perdería Telecom si no lo hubiéramos hecho.
Semana: A todas estas, ¿qué va a hacer ahora que se le acabó el reinado en Telecom?
J.B.: Sentir que cumplí a cabalidad con mi deber. Dejar una empresa estatal preparada para competir. Luego partir para Inglaterra, donde tengo dos compromisos. El primero _mil veces aplazado_de reencontrarme con mis ancestros y, el segundo, un programa de actualización sobre administración pública... retornaré luego a continuar con mi pasión de servirle al país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.