Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2002/03/18 00:00

Buenas nuevas

Buenas nuevas

Rusia parece haber cambiado de parecer y está dispuesta a acogerse al protocolo de Kyoto que busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. De ser así, otros países industrializados invertirían en proyectos de reducción de emisiones en Rusia y el país ganaría tecnologías limpias, y la economía rusa también se beneficiaría de un aumento en la demanda de su gas natural bajo en contaminantes por parte de la Unión Europea.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.