Lunes, 16 de enero de 2017

| 2007/08/04 00:00

Canibalismo paramilitar

Un miembro de las autodefensas revela que lo obligaban a comerse a sus víctimas

El escalofriante testimonio del paramilitar alias 'Robinson' dejó a más de uno estupefacto la semana pasada en la Cámara de Representantes. El congresista Guillermo Rivera, en su debate sobre la Ley de Justicia y Paz, lo presentó mediante un video producido por el programa de televisión Contravía y reproducido por La W radio. En el documento, Robinson cuenta la forma macabra como los comandantes paramilitares preparaban a quienes integrarían los escuadrones en Putumayo.

"A veces nos hacían tomar vasos de sangre o cuando no había carne, pues, para comer, sacábamos la de los muertos", aseguró Robinson.

El paramilitar agregó varios detalles sobre las espantosas prácticas que les obligaban a hacer a los cachorros de paras: "El comandante mataba a las personas, llenaba los vasos de sangre y nos obligaba a tomar eso. Les metía el cuchillo aquí (en el cuello) y chorreaba la sangre, entonces él cogía el vaso y nos lo pasaba a uno por uno. Nos decía que la sangre era para que nos diera sed y siguiéramos matando personas".

Además de la tétrica declaración de Robinson, el debate presentó otros datos estremecedores.

Se estima que en la zona hay más de 3.000 cadáveres sepultados en cementerios clandestinos, la Fiscalía ha exhumado 300 cuerpos, en cerca de 70 fosas.

 El 10 por ciento de los 30.000 desaparecidos registrados en el país son de Putumayo. En municipios como San Miguel y Valle del Guamuéz los desaparecidos llegan al 3 por ciento de su población. 

Hasta el momento ningún jefe paramilitar se ha responsabilizado por los crímenes cometidos en Putumayo.

Lo más absurdo de esta situación es que ni siquiera los padres de la patria parecen interesarse por la suerte del departamento. De los 105 parlamentarios que se inscribieron al debate, apenas asistió una docena.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.