Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2011 12:00:00 AM

Carlos Moreno de Caro

Una vez llevó veneno para ratones al Congreso para ahuyentar a las ratas que estaban a su lado.

Carlos Moreno de Caro, Sección Enfoque, edición 1528, Aug 13 2011 Carlos Moreno de Caro
Una vez llevó veneno para ratones al Congreso para ahuyentar a las ratas que estaban a su lado. Después se cargó de unos alacranes para “picar a los enemigos de la reelección presidencial”. Es memorable también la tutela que entabló contra el vecino porque su actividad sexual no lo dejaba dormir. Moreno nació en Barranquilla y es ingeniero industrial de la Universidad de Florida. Fue candidato a la Alcaldía de Bogotá en 1994 y 1998, en 2000 fue elegido concejal de Bogotá y en dos oportunidades (1998 y 2008) fue senador de la República. Quizá su escalón más importante fue la embajada de Sudáfrica, no exenta de sus típicas polémicas, en la cual estuvo desde 2006 hasta 2008. Moreno de Caro denunció en varios debates la corrupción oficial, pero a finales de 2008 el entonces embajador fue salpicado por un testigo de la Fiscalía que lo acusó de tener nexos con las AUC. Durante su ir y venir entre escándalos y polémicas, enseñó en las mejores universidades de Bogotá. Fue fundador y rector de la Universidad del Trabajo, trampolín para realizar campañas como la de poner tapas en las alcantarillas, pero en 1997 dejó de funcionar porque el Ministerio de Educación encontró irregularidades. Ahora, el exsenador es rector de la Fundación Universitaria de Colombia y dicta seminarios. Además, “como quiero seguir al tanto de lo que pasa en el país, asisto a los talleres democráticos del expresidente Uribe y a los acuerdos para la prosperidad del presidente Santos”, dijo a SEMANA. Aunque indica estar alejado de la política por una promesa a su madre, la cual –cuenta que le dijo que mejor trabajara honradamente–, dice que “los viejos amores ni se olvidan ni se dejan”.


EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com