Viernes, 20 de enero de 2017

| 2009/01/31 00:00

Carlos Suárez, el cerebro de Dfre

Carlos Suárez, el cerebro de Dfre

Desde hace tres meses Carlos Alfredo Suárez se convirtió en el pastuso más famoso del país, no precisamente por sus chistes, sino porque, al igual que David Murcia Guzmán, el cerebro de DMG, protagonizó la crisis social y económica más grave y de los últimos meses en Colombia. De hecho, Suárez, un joven intrépido de 28 años que entre 2006 y 2008 pasó de vigilante a magnate en su ciudad natal, era el dueño de Proyecciones Drfe (Dinero Rápido Fácil y Efectivo). Su emporio piramidal tomó tanta fuerza, que logró abrir 58 sedes por lo menos en ocho departamentos y captar cerca de 411.000 millones de pesos de 90.000 clientes. En noviembre varias sucursales del Eje Cafetero, Valle, Cauca y Nariño empezaron a tener problemas de liquidez, lo que causó pánico entre sus clientes, y terminó en revueltas con muertos y heridos. Tras la crisis, el gobierno decretó la Emergencia Social. Lo curioso de todas esas medidas es que enfilaron la artillería y capturaron muy pronto a Murcia Guzmán, mientras Suárez, el dueño de la pirámide que detonó la crisis y se fugó con la plata, sigue libre. Aunque en la Interpol Suárez figura con una circular roja por presunto fraude, muchos creen que el joven timador está en el exterior. A pesar de todo, en Pasto lo adoran y hasta intentaron crear grupos de apoyo y realizar manifestaciones en su defensa. Es tal el fenómeno, que incluso algunos aseguran que en diciembre pasado empleados de Suárez recorrieron la ciudad en lujosas camionetas pagando las cuentas pendientes de Drfe. Pese a la gravedad del problema, el tema se ha prestado para bromas. Ya se dice que la historia de Carlos Suárez es un chiste, pues es el único pastuso que tumbó a medio país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.