Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/10/30 00:00

Castigo a los bromistas

Esta semana se supo que 1.500 usuarios de telefonía fija y celular que han hecho mal uso del servicio del Número Único de Seguridad y Emergencia de Bogotá (123) ya no podrán utilizar su línea.

Castigo a los bromistas

Esta semana se supo que 1.500 usuarios de telefonía fija y celular que han hecho mal uso del servicio del Número Único de Seguridad y Emergencia de Bogotá (123) ya no podrán utilizar su línea. Las autoridades decidieron cancelarlas por hacer bromas o dar falsas alarmas por ese número. Además, están analizando la posibilidad de cancelar 4.000 líneas más. En lo que va corrido del año, se han atendido 1.769.931 llamadas reales y 1.290.104 falsas. Los bromistas tendrán que hacer sus chistes en otra parte si no quieren engrosar la cifra de líneas cerradas al congestionar innecesariamente una línea vital para la seguridad de los bogotanos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.