Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/12/2014 12:00:00 AM

Pentagrama para sufrir

La tortura merece un extenso capítulo en la historia de la infamia, así las agencias hoy le hayan cambiado el nombre por ‘interrogación’.

La tortura merece un extenso capítulo en la historia de la infamia, así las agencias hoy le hayan cambiado el nombre por ‘interrogación’. Una de las prácticas más terribles, y estrictamente prohibida por la ONU, es la de usar música a alto volumen para sacarle información a un investigado. La semana pasada se conoció que la CIA usó temas de los Red Hot Chili Peppers para interrogar a un talibán. El método es nefasto y, tristemente, tradicional. En Guantánamo, los gringos han dejado sonar el éxito de Bruce Springsteen Born in the USA y la canción infantil del osito Barney I Love You. En Irak, la Compañía de Operaciones Psicológicas de Estados Unidos usó temas de la banda Metallica y de Plaza Sésamo para ablandar a quienes no querían cooperar. El estruendo de la canción Panama de Van Halen durante días obligó a Noriega a entregarse durante la ocupación de su país. Y en Chile, Pinochet autorizó el uso de temas de Julio Iglesias y George Harrison para atormentar a sus presos políticos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?