Lunes, 23 de enero de 2017

| 2015/10/31 22:00

Apaguen la luz que se va sin luz...

Lento pero seguro, el país se aproxima a la posibilidad de tener que racionar energía.

La coyuntura financiera de las térmicas y el fenómeno de El Niño ya hacen a muchos pensar que a finales de año, o a más tardar en 2016, podría haber incluso riesgo de un apagón. Esto suscita la pregunta de si los ya tradicionales alumbrados navideños deberían iluminar las ciudades del país. Los gobernantes deberían pensar seriamente en apagar las luces este diciembre o, por lo menos, en reducir drásticamente ese gasto de energía. Así no solo podrían ahorrar en medio de una coyuntura, sino también motivar a la gente a entender la anunciada alza de tarifas y los rumores de racionamiento. Para poder exigir un esfuerzo de los colombianos, el Estado es el primero que debería dar ejemplo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.