Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/8/2006 12:00:00 AM

¿Cómo les fue?

El carácter internacional que tuvo el foro de CNN y Caracol el jueves pasado despertó un alto interés en la audiencia. Se sintió la ausencia del presidente Uribe, a pesar de que gravitó como un fantasma en todas las referencias que de él y de su gobierno hicieron los candidatos. Lo que reitera lo dicho: el verdadero debate será cuando Uribe se les mida a sus contendores y haya derecho de réplica. SEMANA califica el desempeño de cada uno de los canditatos. Quedó igual, bajó, subió...
 
Leyva, bajó. Se entiende que para subir del 0 por ciento se necesita audacia. Lo que no se puede olvidar es que para ser Presidente, hay que tener credibilidad. Y eso de la paz en seis meses...
 
Uribe, bajó. La imagen del gran ausente no le queda bien al Presidente omnipresente. La decisión de eludir los debates le ha generado epítetos que nadie usaba sobre él: elusivo, flojo, soberbio... 

 Serpa, igual. No está tan acabado como decían, pero... ¿qué dijo? No ha perdido el gusto por los lugares comunes y por quedar bien con ambos lados.
 
Mockus, Subió.
Todavía no es el de 2000, que derrotó a María Emma en un debate, pero tampoco es el desorientado del sombrero de queso de los últimos meses. Y esa es una ganancia enorme.
 
Gaviria, Subió. Claro, coherente, tirado al centro. Ojo con las expectativas que suelen ser un piso resbaloso.
 
Los organizadores del foro guardaron la esperanza de que a última hora apareciera el presidente Álvaro Uribe y prepararon para él un atril que se quedó listo detrás de cámaras.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.