Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/2015 10:00:00 PM

Con la toma de Palmira por Estado Islámico se teme lo peor

La antigua ciudad llena de patrimonio histórico se trata justamente de los objetos que los miembros de EI gustan hacer pedazos.

En su recorrido devastador por Siria e Irak, los extremistas de Estado Islámico acaban de llegar a Palmira, una antigua ciudad en el centro de Siria llena de viejos templos, columnas, murallas y anfiteatros, considerada Patrimonio de la Humanidad al tener las ruinas romanas mejor conservadas del mundo. El mundo espera lo peor pues se trata justamente de los objetos que sus miembros gustan hacer pedazos. La situación le ablandó el corazón incluso a uno de los hombres fuertes del régimen del presidente Al Asad: el ministro del Interior, Mohamed al-Shaar, que aseguró que las autoridades habían sacado de la ciudad piezas valiosas antes de la llegada de los radicales.

• En julio de 2014, los terroristas destruyeron las tumbas del profeta Daniel en Mosul, Siria.

• Ese mismo mes hicieron estallar el santuario del imam Awn al-Din, del siglo XIII, que había sobrevivido a la invasión de los mongoles.

• En enero de 2015 bombardearon la muralla de Nineveh en Al-Tahrir, Irak.

• Un mes después hicieron trizas numerosas estatuas del museo de Mosul.
 
• Poco después, arrasaron el palacio de Ashurnasirpal II en Nimrud y pasaron aplanadoras por las ruinas.
 
• El pasado marzo, en la vieja ciudad de Ar-Raqqah, aplanaron un milenario portón asirio con esculturas de leones alados del siglo VIII y pasaron buldozers por las ruinas de Nimrud y Hatra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.