Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/05/23 00:00

Condena ejemplar

Condena ejemplar

Tras 21 meses de perpetrado uno de los actos terroristas más sangrientos en la capital del Valle, la justicia parece demostrar que las autoridades están en capacidad de castigar en forma ejemplarizante a los violentos y en especial a los integrantes de los grupos armados ilegales. Esa sensación se desprende de los 189 años de prisión que en total tendrán que pagar los cinco condenados por el carro bomba que el frente urbano Manuel Cepeda Vargas de las Farc hizo explotar el 31 de agosto de 2008 junto al Palacio de Justicia y causó la muerte a cuatro personas y heridas a otras 26; todo ello sin contar las millonarias pérdidas materiales. Cuatro de los cinco condenados recibirán penas de 41 años cada uno y el restante estará en prisión durante 25 años. Este fallo judicial, si bien no revivirá a las víctimas fatales del atentado, al menos deja claro que en la capital del Valle no todas las atrocidades que comete la guerrilla quedan en la impunidad. Ahora las autoridades civiles del Valle junto al Ministerio del Interior tienen la obligación de velar porque los trabajos de adecuación del edificio destruido durante la explosión culminen lo más rápido posible, y de esa manera permitir que la administración de justicia en la región vuelva a su total normalidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.