Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/3/1989 12:00:00 AM

"Creo en la libertad de canales"

CARLOS LEMOS SIMMONDS

"Creo en la libertad de canales" "Creo en la libertad de canales"
Dos grandes problemas con la industria del cine y con la grave situación de algunas programadoras de televisión recibieron al nuevo ministro de Comunicaciones, Carlos Lemos Simmonds.
SEMANA lo entrevistó en su despacho. Estos son los principales apartes de la conversación:
SEMANA: Hay gran alarma por la situación financiera de algunas de las programadoras de televisión. ¿ Qué tan honda es esta crisis y qué se puede hacer para afrontarla?
CARLOS LEMOS SIMMONDS: La crisis es menor de lo que la gente cree. Si se examinan los casos, el resultado es que las programadoras en problemas no están tan en quiebra como parece. Hay unas, eso si, en situación delicada.
S.: ¿Cuántas?
C.L.S.: Si digo dos, es demasiado.
S.: ¿Y qué se puede hacer con esos dos casos?
C.L.S.: Aplicar la caducidad administrativa de sus contratos, a menos que se pongan al día. No queda otro camino. En su oportunidad, habrá que hacer público en forma íntegra el concepto que sobre la materia emitió hace poco el Consejo de Estado. El hecho es que hay unas normas que hay que hacer cumplir. El Estado no se puede seguir quebrando por cuenta de los demás. Inravisión estuvo mal y gracias a una excelente gestión del director Felipe Zuleta, se recuperó. Está hoy en un punto en el cual, cualquier error en las finanzas del instituto puede convertirlo en otro Focine, en un ente sin recursos. Y yo no quiero "focinizar" a Inravisión. La plata del Estado es de la gente, de todos, y no de un particular.
S.: Cada vez que se presentan estas crisis, se plantea la validez del sistema de televisión colombiano. ¿Qué piensa usted de ese híbrido entre T. V. estatal y privada que hay en el país?
C.L.S.: A título de periodista dije muchas veces que lo óptimo es la libertad de canales, que se extienda a la T.V. el mismo régimen que hay en otras áreas como la radio. Ahora entre lo deseable y lo posible hay un trecho. Esta administración no puede
hacer otra cosa que cumplir con las normas establecidas. Pero se podría ir estableciendo un desplazamiento lento hacia una libertad de canales. Es mi opinión personal: libertad de canales con control del Estado, como en la radio. Hay que preguntarse, eso si, si hay capacidad del sector privado para hacer lo que el Estado hace con dificultades económicas.
S.: Pero muchos piensan que los únicos con esa capacidad en el sector privado son los grandes grupos económicos. ¿No se correría el alto riesgo del monopolio?
C.L.S: Cuando hay libertad siempre se corre el riesgo de que se creen monopolios, y esa es una de las reservas a la libertad de canales. Pero los monopolios se pueden evitar. De hecho, en Estados Unidos, el país donde por fuerza tuvieron que hacerlo, se les limitó su capacidad de daño con las leyes antimonopolio de mediados de siglo. Yo no estoy seguro de que se los pueda evitar con el actual sistema de televisión estatal.
S.: ¿En qué sentido?
C.L.S.: Nuestro sistema de televisión mixta puede fácilmente conducir al establecimiento de unos monopolios que no resulta fácil ver. Las programadoras pobres terminan en tales apuros que no les queda otro camino que asociarse con las grandes. Y esas sociedades son como juntar a las hermanitas pobres con Rockefeller. Se está así contrariando la idea de la democratización, no en la letra, sino de hecho. La estatización no garantiza, pues, que no haya monopolios. Es que es más fácil evitar el monopolio cantado que el monopolio encubierto. En la situación actual, se están creando los monopolios dentro del marco de la ley.
S.: Pero es que muchos dicen que usted mismo viene de trabajar en un medio de comunicación de uno de esos grupos.
C.L.S.: Lo que he venido diciendo no tiene nombre propio. Yo lo seguiría diciendo como periodista si estuviera trabajando en un medio periodístico. Si como periodista tenía la autonomía de decirlo, la sigo teniendo como ministro.
S.: Pero si hay problemas en la T. V., en el cine lo que hay es una absoluta quiebra. ¿Qué idea se ha hecho sobre esto?
C.L.S.: El Estado puede hacer muy poco mientras ese cine no sea comerciable. El estímulo tiene que ser de tales características, que no se quiebre la entidad estatal que lo otorga. Esa entidad, Focine, se creó. Se produjeron unas películas que, a juicio de los entendidos, son de cine club, lo cual indica que no son comerciables. La consecuencia es la quiebra de la entidad. El que iba a salvar al ahogado, se ahogó con él.
S.: Pero, ¿se van a hacer películas bajo su mandato?
C.L.S.: Es imposible. No hay con qué. Hacer una película cuesta no menos de 200 millones de pesos. Y hoy no hay recursos para hacer ni una sola, sobre todo sabiendo que la recuperación por exhibición y venta de la cinta no va a cubrir ni una mínima parte de los costos de producción. A menos que se haga algo pronto, y que no sólo lo haga el Estado Focine es ya una cáscara a la que se le fue el jugo.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com