Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2006/12/23 00:00

Cuna de emergencia

“No lo abandones, confíanoslo a nosotros”. Este anuncio, escrito en seis idiomas, se puede leer en el cartel externo de una cabina que acaba de ser instalada en las afueras de Roma para brindarles refugio temporal a bebés dejados por sus padres. En los últimos tres años, 28 infantes han sido abandonados a la intemperie, por lo que el refugio permite que los padres dejen a sus retoños con seguridad y en total anonimato. La cabina cuenta con una confortable cuna que está conectada electrónicamente con el hospital de la zona. Tan pronto alguien deposita un recién nacido, una alarma se activa en el centro asistencial y de inmediato un experto en neonatología acude a brindarle atención al bebé y llevarlo al hospital. Allí, es cuidado mientras nuevos padres lo puedan recibir en adopción.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.