Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/15/2011 12:00:00 AM

De editoriales, candidatos y guerra sucia...

El presidente Juan Manuel Santos criticó la decisión exagerada de un juez que condenó a veinte meses de prisión al periodista Luis Agustín González de Fusagasugá por haber escrito un editorial contra la candidatura de la exgobernadora de Cundinamarca Leonor Serrano en el que la tildó de “politiquera”.

El presidente Juan Manuel Santos criticó la decisión exagerada de un juez que condenó a veinte meses de prisión al periodista Luis Agustín González de Fusagasugá por haber escrito un editorial contra la candidatura de la exgobernadora de Cundinamarca Leonor Serrano en el que la tildó de “politiquera”. El fallo sienta un mal precedente, justo en época de campaña electoral, cuando los medios de comunicación tienen el derecho de sentar posiciones de apoyo o de crítica a los candidatos. La semana pasada, El Colombiano, en Medellín, respaldó a Aníbal Gaviria ante las acusaciones de sus adversarios y El País de Cali tomó partido cuando la Registraduría invalidó las firmas de los candidatos Rodrigo Guerrero y Susana Correa. La prensa está en el legítimo derecho de orientar a la opinión sobre los que considera los mejores candidatos. Cosa muy distinta es lo que se está viendo en otras regiones en donde la guerra sucia de las campañas se ha trasladado a las páginas de opinión, en las que se está librando una guerra virulenta en contra de candidatos, como el diario Hoy de Magdalena, que lleva varios días publicando una diatriba editorial contra el candidato de Santa Marta Carlos Caicedo, en la que lo tilda de “asesino”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?