Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/10/03 00:00

El insólito santanderismo de los colombianos

La semana pasada dejó claro que el país prefiere enfrascarse en debates absurdos sobre minucias a buscar soluciones a los grandes problemas.

El insólito santanderismo de los colombianos Foto: Jorge Restrepo

1 Tras el discurso de Timochenko, le criticaron que no hubiera “pedido” sino apenas “ofrecido” perdón.

Ante la polvareda sobre si la pregunta del plebiscito inducía al Sí, el presidente Santos zanjó el debate diciendo que él puede hacer la pregunta “que me dé la gana”.

3 En 2014, un curioso proyecto ocupó al Congreso: declarar el lunes primer día de la semana.

4 En agosto de 2015, dos congresistas presentaron una iniciativa para declarar el baile deporte nacional. El tema terminó en nada.

Entre 2013 y 2015, el Senado discutió sobre la pregunta si el agua de panela debía ser declarada bebida nacional. El resultado: proyecto archivado.

6 También en el Congreso, entre 2013 y 2014 los legisladores debatieron infructuosamente sobre una ley para prohibir la exposición de saleros en los restaurantes para evitar su consumo excesivo.

7 En 2011, la opinión pública en su conjunto debatió acaloradamente sobre si el aeropuerto El Dorado de Bogotá debía llamarse más bien aeropuerto Luis Carlos Galán Sarmiento.

8 En 2007, de nuevo en 2012 y finalmente también este año, el país ha visto al Congreso invertir energías en la pregunta de si se debe suprimir Panamá e incluir San Andrés en el escudo nacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.