Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/13/2014 10:00:00 PM

Delfín, ¡al agua!

Misael Pastrana, Belisario Betancur y Álvaro Gómez sonreían con los brazos en alto tomados de la mano.

Misael Pastrana, Belisario Betancur y Álvaro Gómez sonreían con los brazos en alto tomados de la mano. La foto de septiembre de 1984 consignaba el momento en que los líderes conservadores celebraban la candidatura de Gómez a la Presidencia… ¡20 meses antes de las elecciones! Hace 30 años, SEMANA publicó una entrevista con el nuevo competidor a la Casa de Nariño y un análisis sobre sus opciones de ganar. Para la revista, el delfín, hijo de Laureano Gómez, poseía características tan favorables como desfavorables. Disfrutaba de un alto prestigio pero enviaba mensajes contradictorios. Por un lado, Gómez representaba el cambio y, con esa promesa, se ganó el apoyo de una buena parte de la clase dirigente que deseaba “una ruptura radical con los experimentos pluralistas e izquierdizantes” de Betancur. Pero justo ahí surgía la dificultad. Misael Pastrana se había comprometido a darle su apoyo solo bajo la condición de que fuera “solidario” con el gobierno. El dilema se vio reflejado en las primeras encuestas. Mientras Gómez recibía solo un 23 por ciento del apoyo, el liberal Virgilio Barco, con 41 por ciento, ya parecía tener todas las de ganar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.