Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/09/19 00:00

Desconcierto

Desconcierto

Está al rojo vivo la polémica entre la Alcaldía de Bogotá y los fanáticos del grupo U2 y su líder Bono por su negativa a prestar el estadio El Campín para un concierto en octubre de 2010. Desde hace semanas la firma Ocesa, representantes de la gira en América Latina, discute la posibilidad de traer la banda al estadio, pero el Distrito ha rechazado la idea con el argumento de que busca proteger la gramilla. Lo que nadie entiende es cómo los estadios de las principales ciudades de México, Argentina, Brasil y Chile, que hacen parte de la gira, sí los prestarán. Los empresarios han ofrecido proteger el campo, pero ni con esos argumentos han logrado cambiar la posición del alcalde. Sin El Campín y sin un escenario similar, Bogotá estaría vetada para eventos de la talla de U2, Madonna, los Rolling Stones. Como dice una fanática del grupo irlandés “por qué no prohíben los partidos de fútbol en El Campín”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.