Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/25/2015 10:00:00 PM

Donald, el vándalo

El magnate y ahora candidato presidencial estadounidense Donald Trump sigue dando de qué hablar por cuenta de sus insultos, su arrogancia y su extremismo.

Sobre el matrimonio entre homosexuales: “Es como el golf. Hay mucha gente usando ahora putters larguísimos, muy poco atractivos. Es extraño. Tú ves a esos grandes jugadores con esos putters porque ya no pueden hacer el hoyo de otra forma. Y yo lo odio. Yo soy un tradicionalista”.

Su visión de la política exterior: “A mí solo me interesa Libia si nos quedamos con el petróleo”.

Sobre el republicano Jeb Bush: “Lo último que necesitamos es otro Bush. Su hermano fue un presidente terrible”.

Sobre la vez que le arrendó un lote a Gadafi: “Me pagó por una noche lo que habría valido alquilarlo dos años, y luego no le dejé usar el lote. Eso es lo que deberíamos estar haciendo. No quiero usar la palabra ‘joder’, pero lo jodí”.

Sobre su supuesto talento en Twitter: “Gracias. Muchos andan diciendo que soy el mejor escritor de 140 caracteres en el mundo”.

Sobre la procedencia de Obama: “Una fuente extremadamente creíble me llamó a mi oficina y me dijo que su acta de nacimiento es fraudulenta”.

Sobre el cambio climático: “Está haciendo frío y nevando en Nueva York. ¡Necesitamos el calentamiento global!”.

Su teoría de lo que Sadam Huseín habría hecho con Estado Islámico: “Los mataría en, como, dos segundos”.

Su análisis electoral: “La gente me ama”.

Su modestia: “No me arrepiento de nada”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?