Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/23/2011 12:00:00 AM

Edgardo Maya Villazón

Tras ser uno de los personajes públicos más conocidos por su postura contra la reelección del presidente Uribe y por sus fallos disciplinarios, el exprocurador Edgardo Maya ha guardado un bajo perfil, eso sí, sin alejarse de la política y la justicia.

Tras ser uno de los personajes públicos más conocidos por su postura contra la reelección del presidente Uribe y por sus fallos disciplinarios, el exprocurador Edgardo Maya ha guardado un bajo perfil, eso sí, sin alejarse de la política y la justicia. Nacido en Valledupar hace 60 años, estudió en el Gimnasio Moderno de Bogotá y se graduó de abogado en la Universidad Externado en 1977. Comenzó su carrera en la justicia como magistrado auxiliar en la Corte Suprema en 1990. Llegó a la Procuraduría General en enero de 2001 y ocho años después había demostrado su independencia ante el gobierno. Destituyó al exministro Fernando Londoño por el caso de Invercolsa; a Jorge Noguera, exdirector del DAS, sindicado de tener vínculos con los paramilitares y les abrió pliego de cargos a los exministros Diego Palacio y Sabas Pretelt de la Vega. En 2009, antes de entregar su cargo, Salud Hernández lo llamó ‘el Intocable’, por el dominio que llegó a tener tanto en los medios como en las demás esferas del poder. Fue criticado duramente por los señalamientos que recibió su medio hermano Jaime Blanco Maya por el caso de dos sindicalistas asesinados y por la cercanía de varios parapolíticos. Hoy, Maya está dedicado a su Fundación Dhemos y vinculado a la Universidad Externado. En cuanto a su relación con el poder, Maya sonríe y confiesa que sueña con “llegar a una alta Corte de Justicia”, mientras le habla al oído a Rafael Pardo y tiene estrecha cercanía con Ernesto Samper. A Maya Villazón también le queda tiempo para descansar y “disfrutar de la tranquilidad después de la inmensa responsabilidad que tuve durante ocho años”, eso sí, por nada se pronuncia sobre la gestión de su sucesor, Alejandro Ordóñez.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.