Martes, 24 de enero de 2017

| 2006/02/19 00:00

El bachiller paralítico por el ELN

Ahora que soplan vientos de paz con el ELN, muchos colombianos víctimas de sus acciones terroristas defienden la salida negociada para que a nadie más le ocurran acciones similares. Es el caso de Julián Sosa Molano, uno de los tres mejores bachilleres de Colombia en el año 1992, según el Icfes. Su logro era mayor, pues estudió en un modesto colegio de Belencito, Boyacá. Por eso, Ecopetrol lo premió en una ceremonia realizada en el Hotel Orquídea Real de Bogotá. La ceremonia se tiñó de sangre porque el ELN explotó una bomba que dejó al joven paralítico. A pesar de todo, Julián no se rindió. Finalizó ingeniería electrónica en la Universidad Javeriana y trabajó en Ericsson, compañía a la que ingresó antes de graduarse. Allí conservó su trabajo hasta 2004, cuando la Universidad de Arizona lo aceptó como estudiante para la maestría de ciencias en computadores e ingeniería eléctrica. Desde el primer semestre obtuvo una beca por sus virtudes académicas. Simultáneamente, empezó a desempeñarse como asistente de enseñanza en lógica digital y en español. Una semana antes de viajar, se casó con la administradora Sandra Jennina Sánchez, con quien hoy vive en Tucson. Cursa cuarto semestre de su maestría y ya tiene casi lista su tesis.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.