Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/22/2006 12:00:00 AM

El difícil Pacífico

La tragedia de la vía a Buenaventura demostró la debilidad de la infraestructura ante el TLC.

Cuando aún no se habían podido sacar del lodo los últimos siete cadáveres de las 32 personas que fallecieron por la avalancha en la vía a Buenaventura, y mientras se establecía a cuánto ascienden las pérdidas, el presidente Álvaro Uribe aprobó varias partidas por un total de 375.000 millones de pesos para reconstruir la vía al mar, iniciar las obras de la doble calzada y acondicionar la antigua vía, que se utilizará como alternativa para evitar que Buenaventura vuelva a quedar incomunicado con el interior del país.

La importante medida, sin embargo, se vio opacada en Buenaventura, puesto que en un discurso pronunciado en Pereira, el mandatario anunció que “la prelación del gobierno es la vía por Risaralda al Atrato que comunica con el Pacífico y construir allí un puerto de aguas profundas”. El gobernador Angelino Garzón contestó que apoya el desarrollo de otras regiones, “siempre que no ponga en riesgo lo prometido por el Presidente al Valle del Cauca para atender a los damnificados y seguir con las obras en la vía, que por tanto tiempo hemos esperado para Buenaventura.” Uribe defendió su planteamiento pues “Chocó es una región totalmente desconectada”. La controversia quedó planteada, pues con el país ad portas del TLC, los vallunos sostienen que no tiene mucho sentido invertir en un nuevo puerto en Chocó, donde está todo por hacerse, o en Buenaventura, donde es sólo mejorar lo que ya existe.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.