Lunes, 16 de enero de 2017

| 2007/03/31 00:00

El extraditable

Todo parece indicar que la empresa Chiquita Brands, tristemente célebre por haberles pagado 1,7 millones de dólares a los paramilitares de Carlos Castaño y compañía, no aprendió nada de esa experiencia. En una entrevista con la revista especializada en comercio Tradewinds, el director de Chiquita Brands International, Morten Arntzen, justificó las acciones de la empresa. “Cuando llegué a la junta directiva (en marzo 2002), sabía que la compañía estaba haciendo pagos a grupos paramilitares en Colombia... No había nada ilegal. Si no lo hacía, nuestra gente iba a ser asesinada”. Según Arntzen, apenas a comienzos de 2003 fue informado que los pagos violaban la ley norteamericana, pues no les parecía que estuvieron violando la colombiana. Aunque el fiscal, Mario Iguarán, había dicho que iba a solicitar en extradición a los directivos de Chiquita, públicamente no había sido posible identificarlos. Gracias a la entrevista de Arntzen, ya hay por lo menos uno con nombre y apellido para encabezar la lista.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.