Lunes, 27 de febrero de 2017

| 2001/01/08 00:00

El gobierno compra votos

El senador indígena Jesús Piñacué dice que el gobierno usa esta herramienta para pasar sus proyectos en el Congreso.

El gobierno compra votos

SEMANA: ¿Usted cree en la ética de los políticos?

Jesus Piñacue: En ellos no existe la ética porque cambian según las conveniencias

SEMANA: ¿Y a usted lo han hecho cambiar?

J.P.: Han estado a punto de hacerlo pero por fortuna no lo han hecho.

SEMANA: Las tentaciones vienen con la compra de votos para aprobar los proyectos, ¿a usted le han comprado su voto?

J.P.: Están a punto de conseguirlo pero no lo lograrán.

SEMANA: ¿Cómo así están a punto?

J.P.: El ejercicio parlamentario demanda también del esfuerzo por cuidar los intereses de las comunidades que uno representa.

SEMANA: Dentro de este proceso, ¿usted ha cedido su voto a cambio de beneficios para sus comunidades?

J.P.: Hubo un proyecto en el que había que votar para defender el interés de los damnificados de Tierradentro que tiene que ver con la cuenca el río Paez.

SEMANA: ¿Cómo se produce la compra de un voto?

J.P.: Por amigos muy cercanos le hacen llegar el mensaje a uno.

SEMANA: ¿Y este gobierno ha hecho llegar esos mensajes?

J.P.: Sí, yo lo he sostenido siempre que este gobierno compra votos.

SEMANA: ¿Quién compra más votos, Martínez Néstor Humberto o Humberto de la Calle?

J.P.: Néstor Humberto, aunque De la Calle viene de la calle comprando.

SEMANA: Con esta situación, ¿hay futuro de país?

J.P.: Pues yo aspiro a que Colombia sea un país grande, poderoso. No por las armas, ni por el poder de los clientelistas. Con cinco, con 10 parlamentarios, que yo sé que existen en el Congreso, se anida la oportunidad de un país distinto.

SEMANA: ¿Cómo hace una persona como usted para sobrevivir en un escenario donde hay corrupción?

J.P.:Me muevo con los fundamentos que me han dado los paeces. No es contradictorio con el principio universal del buen comportamiento.

SEMANA: ¿Usted no ha pensado en algún momento en tirar la toalla?

J.P.: Estoy tentado. Incluso ya le pedí a la Universidad del Cauca que me matricule para dedicarme más a la academia, pero pienso que hay ocasión para resistir en el propósito de construir una nueva oportunidad de país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.