Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/20/2013 12:00:00 AM

El mejor de los males

En julio de 1983, el negociador favorito de la Casa Blanca, Henry Kissinger, entró en el escenario latinoamericano.

En julio de 1983, el negociador favorito de la Casa Blanca, Henry Kissinger, entró en el escenario latinoamericano. El presidente de Estados Unidos Ronald Reagan lo había designado jefe de una comisión que estudiaría la crisis que azotaba a Centroamérica. Grupos al margen de la ley amenazaban con desestabilizar los gobiernos de la región.

Kissinger no disfrutaba de la mejor fama. Era cercano a las dictaduras de Chile y Brasil y esto generaba dudas sobre su nueva gestión. Había sido secretario de Estado y estuvo involucrado en la participación de Estados Unidos en Vietnam. Fue el pionero del realismo en la política exterior norteamericana, una visión que le permitía a Estados Unidos apoyar a gobernantes, así fueran controvertidos. Hace 30 años SEMANA le dedicó su portada a este polémico y poderoso personaje.

Washington lo envió a Centroamérica para hacerle contrapeso al grupo de Contadora, integrado por gobiernos latinoamericanos. Su nombramiento generó tensiones, pues él consideraba que América Latina era una región donde “jamás se había hecho historia”. Al final la balanza se inclinó hacia Kissinger. No porque fuera el negociador más benévolo, sino porque era hábil y así el mejor de los males que acosaban a esas naciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.