Viernes, 24 de febrero de 2017

| 2009/02/07 00:00

El Papa, los judíos y Castrillón

El Papa, los judíos y Castrillón

El papa Benedicto XVI atraviesa la peor época de su pontificado por un asunto que terminó por salpicar al cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos. El problema se originó cuando el Vaticano decidió levantar la excomunión de cuatro obispos ultraconservadores, seguidores del prelado francés Marcel Lefebvre, quien hace más de 30 años se declaró en rebeldía contra las decisiones del Concilio Vaticano II. La decisión generó la ira del Rabinato de Israel, pues uno de ellos, Richard Williamson, acababa de ratificar ante la televisión sueca su negativa a admitir la dimensión del Holocausto judío en la Segunda Guerra Mundial.  En medio del escándalo, que ha tenido toda clase de consecuencias para el papado, surgieron críticas que apuntan a una supuesta responsabilidad de monseñor Castrillón. Se basan en que éste, como presidente de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei, dirigió durante varios años los acercamientos con el cisma lefebvriano, y no le advirtió al Sumo Pontífice acerca del antisemitismo de Williamson. Resulta poco creíble el señalamiento contra Castrillón, si se tiene en cuenta que los lefebvrianos siempre han sostenido la doctrina, revocada por el Concilio, de que los judíos son responsables de la muerte de Cristo, lo cual implica un antisemitismo del que el papa Ratzinger no podía declararse ignorante.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.