Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/18/2014 10:00:00 PM

El papel ingrato del espía

En octubre de 1984, Plinio Mendoza disfrutaba de una nueva reputación: la de ser el escritor más controvertido de Colombia.

En octubre de 1984, Plinio Mendoza disfrutaba de una nueva reputación: la de ser el escritor más controvertido de Colombia. El revuelo se debía a un libro que estaba a punto de publicar titulado La llama y el hielo, cuyo contenido se había filtrado y causaba indignación. La razón: Mendoza había aprovechado su amistad con el nobel Gabriel García Márquez y el pintor Fernando Botero para dar a conocer sus vidas privadas. El hecho llevó a que lo acusaran de traición, pero también sembró expectativas, y la gente no aguantaba las ganas de comprar el libro para conocer los detalles. Hace 30 años, SEMANA dedicó su portada a presentar unos fragmentos donde Plinio se refería detalladamente a las ambigüedades de Gabo respecto a la situación en Cuba y a las historias amorosas de Botero. La revelación sorprendió no solo porque destapó información desconocida, sino también porque fijó el momento en que Mendoza se separó de la izquierda. En el prefacio, consciente de que la polémica lo acompañaría por años, escribió: “Este libro, al parecer, se permite libertades indebidas, (…) el riesgo de de-sempeñar con personas muy cercanas a mí el papel ingrato de un espía”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.