Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/29/2014 12:00:00 AM

El padre de la cultura

Álvaro Castaño, quien desde la emisora HJCK puso la cultura en la agenda nacional, acaba de entregarle su archivo sonoro al Estado. Se trata de un tesoro de 16.000 documentos que comprenden 64 años de historia radial.

SEMANA: ¿Cómo está?

ÁLVARO CASTAÑO:
¡Bien! Me cuido mucho, pero trabajo todos los días. Tengo una columna y los domingos hablo en HJCK.com. Sigo muy activo.

SEMANA: Su donación contiene parte de la historia cultural del siglo XX. ¿Qué significa el archivo para usted?

A. C.:
Ayer estuvo aquí el presidente de la República y yo le dije: “Le estoy entregando mi vida”.

SEMANA: ¿Por qué lo hace?

A. C.:
Tengo miles de documentos originales en mi edificio y temo que una tragedia los eche a perder. Quiero que queden en poder de la Nación, que tiene los aparatos necesarios para manejar, por ejemplo, los antiquísimos discos de corazón metálico. La labor será digitalizar el archivo para publicarlo en internet y emitirlo por el país a través de 42 emisoras.

SEMANA: ¿Cuál es el documento más antiguo?

A. C.:
Una radionovela llamada Hogar, dulce hogar, que dramatizaba los chismes de la sociedad bogotana, y el programa Carta de Colombia, que usábamos para difundir por el mundo la actividad cultural nacional. Mandábamos las cintas en valijas diplomáticas de las embajadas.

SEMANA: ¿Qué más joyas hay?

A. C.:
El homenaje que Rafael Alberti y Jorge Zalamea le hicieron a García Lorca en el Colón en 1960. El curso de apreciación musical que Otto de Greiff dictó en 1962. El Correo de la Cultura, que ganó el Premio Ondas y contaba con corresponsales como Eduardo Carranza, en Bogotá, Leon de Greiff, en Estocolmo, y Mario Laserna, en Heidelberg. Hay discursos políticos de gran valor. Y un programa donde escritores como Eduardo Carranza y García Márquez leen su obra.

SEMANA: ¿Borges también?

A. C.:
Él leyó sus poemas y yo le regalé la cinta. Luego me enteré de que un pícaro lo había engañado y había emitido la grabación en Argentina. La cinta se perdió.

SEMANA: ¿Qué mensaje envían sus archivos?

A. C.:
Aquí están las voces de los intelectuales que han iluminado el sendero por el que transita nuestra sociedad Cuando abrí la emisora la cultura no era noticia, pero hoy el país ha aprendido a escucharla. Esta es la historia del respeto a la cultura.

SEMANA: El archivo ocupa varias bodegas, pero ahora le entregarán una copia del tamaño de un chip. ¿Qué siente?

A. C.:
Nostalgia, pues este es mi pasado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.