Lunes, 16 de enero de 2017

| 2009/08/29 00:00

Enfermos y loquitos

Enfermos y loquitos

Cada vez más personas que afrontan procesos judiciales están recurriendo a supuestas enfermedades o excusas médicas para evadir la cárcel o hacerle el quite a la justicia. Si bien Medicina Legal ha recibido este año 250 solicitudes de este tipo, es evidente que allí hay grandes huecos en los que se están refugiando algunos para no responder por sus supuestos delitos:

En toda una novela se ha convertido el proceso que se le sigue por los desaparecidos del Palacio de Justicia al ex coronel Alfonso Plazas Vega. Tras un año de recurrir a todo tipo de impedimentos, fue recluido en La Picota la semana pasada. Su traslado terminó en una escena de histeria, que obligó a las autoridades a sedarlo. Y el jueves pasado una siquiatra ordenó de nuevo su traslado al Hospital Militar. En este caso quién toma la decisión: ¿el Inpec, un médico particular, Medicina Legal o el juez?

Tras dos meses de estar en una habitación de la Clínica Las Américas de Medellín por una enfermedad cardíaca degenerativa, Jesús Rendón Hurtado, alias el ‘Cebollero’, fue trasladado finalmente a la cárcel de máxima seguridad de Itagüí, luego de que una junta médica dictaminó que no padece una enfermedad grave. Allí deberá responder por sus supuestos vínculos en la conformación de grupos armados ilegales y por concierto para delinquir agravado.

La polémica empresaria del chance en la Costa, Enilce López, la ‘Gata’, recibió casa por cárcel desde donde sigue con su imperio mientras responde por los delitos de homicidio, peculado y lavado de activos. Hace 45 días, antes de los comisios para elegir alcalde en Magangué, fue detenida en un retén, muy lejos de su casa de reclusión en Barranquilla.

El empresario Alfonso el ‘Turco’ Hilsaca, acusado de tener vínculos con los paramilitares, se encuentra desde hace mes y medio en el Hospital Bocagrande por una supuesta afección cardíaca, pero hace dos semanas le hicieron una evaluación que no se conoce.

El ex gobernador de Bolívar Libardo Simancas tiene medida de aseguramiento por haber sido elegido con la ayuda de los paramilitares. Cuando le dictaron medida de aseguramiento, resultó enfermo, estuvo en una clínica y ahora tiene la Base Naval por cárcel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.