Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/04/02 00:00

“Aquí todos destruyen, pero nadie propone”

El escritor Enrique Serrano explica su nuevo libro ‘¿Por qué fracasa Colombia?’.

“Aquí todos destruyen, pero nadie propone” Foto: Daniel Reina Romero

SEMANA: ¿Por qué el título?

Enrique Serrano: Porque en Colombia nunca se dio un proyecto de nación, ni las fuerzas necesarias para alcanzar consensos y construir un orgullo nacional contundente. El país fracasa porque no se conoce a sí mismo, porque tiene un origen renegado y traumático.

SEMANA: ¿Qué momentos marcan el fracaso?

E.S.: Cosas como esta: el país perdió los símbolos que lo formaron, que son el río Magdalena y los ferrocarriles. Además, no tuvo un rumbo claro tras la Guerra de los Mil Días.

SEMANA: ¿Qué une a los colombianos?

E.S.: Las guerrillas y el narcotráfico, factores de una preocupación colectiva que se siente en todos los rincones.

SEMANA: Pero en Colombia ha habido progresos innegables.

E.S.: No desconozco las mejoras, pero es como si nos dieran un premio de consolación. Hoy somos mejores que antes, pero no es suficiente. Este es un país que se conforma fácilmente.

SEMANA: ¿Tiene culpables el fracaso?

E.S.: Toda la nación es responsable. Aquí hay muchos individuos aptos para destruir las ideas de los demás, pero pocos para proponer las propias. Los llamo profetas del desánimo. Además, no ha habido líderes creíbles. Hasta los próceres son mediocres.

SEMANA: ¿Simón Bolívar, un mediocre?

E.S.: Falló como líder. Y piense en Gaitán o Galán, alabados después de muertos, pero no estuvieron en el poder.

SEMANA: Muchos dirían que Uribe supo liderar.

E.S.: También él falló. Aquí no ha habido un De Gaulle o un Churchill, que trascendieron en sus pueblos.

SEMANA: ¿Cómo salir de la situación?

E.S.: Mediante los medios y las universidades, actores para recuperar el país a futuro y educar a la gente sobre nuestro destino.

SEMANA: ¿Y cómo educar?

E.S.: Abriéndonos al mundo. Hay que aprender idiomas, pero de verdad. Y hay que enseñar historia, pero sin cortapisas ideológicas. Los jóvenes no pueden estar tan desinformados. Deben preocuparse por lo que pueden hacer por el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.