Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2005 12:00:00 AM

Entre muertos y alimentos

El enorme desfile de carros fúnebres que llegó el martes y miércoles al parqueadero de la Secretaría de Salud de Bogotá hizo pensar a muchos lo peor, incluso la llegada de la segunda pandemia de gripa que en 1918 mató a más de 1.000 bogotanos y a unos 20 millones de personas en el mundo, y que está siendo esperada por la ciencia. Pero no, las carrozas fueron citadas para revisar las condiciones higiénicas y sanitarias con que se transportan los muertos de la ciudad. Ninguna de las 97 que llegaron pasó los exámenes: 94 quedaron con concepto pendiente y tres se rajaron por no tener separada la cabina de la parte trasera, por ausencia de recubrimientos higiénicos, por no tener marcado de manera permanente el vehículo como carro fúnebre, por la inexistencia de procedimientos de limpieza y desinfección o porque los conductores no tenían las vacunas requeridas. Mientras tienen 30 días para cumplir las fallas, se supo que algunos también utilizan los vehículos para transporte familiar, de personas y hasta de alimentos. Ah, y faltaron 100 para revisar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.