Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/2015 10:00:00 PM

“La corrupción solo se resuelve cambiando las creencias que la alimentan”

La veedora distrital, Adriana Córdoba, lidera un pacto por la transparencia para acabar con la corrupción en Bogotá.

Semana: ¿Cómo piensa alcanzar la meta?

Adriana Córdoba
: Construyendo lenguajes comunes e involucrando a las entidades del Distrito, a los empresarios, a organizaciones sociales y a los medios de comunicación. Además generando una ruta compartida, para combatir el problema.

Semana: ¿Quién se le ha unido hasta ahora?

A. C.: Ya contamos con 52 actores, entre los cuales están algunos del Distrito, el Comité Intergremial, Camacol, la Andi, universidades y medios.

Semana: ¿Quiénes han sido los más reticentes?

A. C.: Los agentes públicos muchas veces no comprenden, la necesidad de la participación de actores privados y sociales.

Semana: La corrupción muchas veces se da porque los propios empresarios ofrecen sobornos. ¿Estos están de veras dispuestos a participar?

A. C.: Sí. Con solo decir que ya en diciembre de 2014, el Comité Intergremial firmó un compromiso para incorporar la política de transparencia en sus planes de acción.

Semana: Con el pacto usted quiere lograr un “decreto anticorrupción”. ¿Esto último qué es?

A. C.: Es algo que sirve para formalizar la política, para que el pacto se sostenga por mínimo 12 años.

Semana: Usted dice que la corrupción se debe a que la gente no valora lo público. ¿Cómo lo concluye?

A. C.: Lo sustentan las encuestas de cultura ciudadana de los últimos 20 años. Mientras que la ciudadanía piense que lo público no le pertenece, no va a tener problema en apropiarse de sus recursos. La corrupción solo se resuelve cambiando las creencias que la alimentan.

Semana: ¿No siente que en Colombia ha habido demasiados pactos sin mayor efecto?

A. C.: Este no es un pacto de buena voluntad. Es el primer ejercicio de Bogotá con una política pública de no tolerancia hacia la corrupción y que articula a varios agentes de la sociedad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?