Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/22/2004 12:00:00 AM

Ernesto Amézquita

Saltó a la fama en los inicios del proceso 8.000. Antes de esta etapa, este abogado manejaba un perfil bajo y poco salía en los medios. Sin embargo, cuando se veía venir el escándalo por la financiación de dineros de la mafia a la campaña de Samper Presidente, Amézquita se hizo popular al convertirse en el primer defensor de Santiago Medina, por entonces un conocido coleccionista de objetos de arte y tesorero de dicha campaña. Su trabajo jurídico lo cotizó. Luego manejó casos igual o más famosos. Por ejemplo, defendió a Alan García y a los tres ciudadanos irlandeses sindicados de asesorar militarmente a las Farc. No obtante, según denunció, tuvo que salir del país por amenazas contra su vida. Se marchó para Venezuela, en donde Hugo Chávez lo recibió con los brazos abiertos. Durante un tiempo fue asesor directo de él. Y hoy goza de la amistad y el afecto del Presidente venezolano, que le escucha con atención sus consejos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?