Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2015/11/28 21:00

Las bondades de un madrazo

El lingüista Néstor Pardo acaba de publicar el libro ‘Españombiano’, que explica a los colombianos mediante 200 palabras.

Semana: ¿Cuál es el ‘top’ diez de las palabras más usadas?

Néstor Pardo: Marica, ñero y huevón, que en realidad sería ‘uón’. Gonorrea, que la gente cree que es de estrato bajo, pero se usa en todos. Y también: hermano, hermana, parcero, malparido, paila y ‘en la olla’.

Semana: ¿Entonces los colombianos son muy groseros?

N. P. : Somos igual de groseros a los gringos y los rusos, y menos que los españoles y su ‘me cago en la ostia’. Todo el mundo es grosero. Esto hace parte de la lengua viva de un pueblo. Con un ‘hijueputazo’, usted puede estar diciéndole a alguien que es el mejor en algo.

Semana: ¿Qué dicen todas estas palabras sobre los colombianos?

N. P. : En ellas estamos retratados con nuestras contradicciones, lo bueno y lo malo. Evidencian una lucha por cambiar estructuras mentales y romper paradigmas.

Semana: ¿Es posible definir una cultura así?

N. P. : No es el único factor, pero las palabras son lo que mejor la define. La lengua es el vehículo del pensamiento y, por ende, de parte de la cultura.

Semana: ¿Cuáles son las palabras por excelencia de la política nacional?

N. P. : Corrupto, que no es una palabra, sino una enfermedad nacional. También: politiquero, mermelada, lentejos, cacaos, lagartos…

Semana: Desde el punto de vista del lenguaje, ¿quién es el político más colombiano?

N. P. : Ernesto Samper. Es el que más términos bogotanos usa, por ejemplo, charro, chato, ala y chino. Él se goza ese juego.

Semana: ¿Cuáles son las palabras más raras que halló?

N. P. : Me gusta ‘pichingu’, que significa pene en Nariño y proviene de ‘pichincu’, que en quechua quiere decir pajarito. Chingue, que se usa en casi todo el país, es el sinónimo muisca de vestido de baño.

Semana: ¿Qué hallazgo lo sorprendió?

N. P. : Los términos de hoy en las relaciones afectivas. Por ejemplo, la ‘empeliculada’, el ‘friendzone’, el ‘goce’. El arrocito en bajo, la ropita en remojo, ‘el amigovio’, ‘cangrejear’ y ‘el pelo’.

Semana: Para la fiesta hay expresiones muy concretas. ¿A qué se debe?

N. P. : Colombia es un país que celebra todo: desde un cumpleaños hasta un funeral. Y dentro de esa categoría hay expresiones reconocidas como ‘goterero’, ‘prendo’, ‘jincho’ y ‘guachafita’.

Semana: ¿Los demás hispanohablantes entienden estas palabras?

N. P. : Unas sí, y otras definitivamente no. Una palabra que es de aquí y solo de aquí es el ‘curasán’ (croissant).

Semana: ¿Qué palabras entiende cualquier colombiano?


N. P. : El ‘marrano’, que se refiere al tipo que la gente explota, es nacionalmente entendido, igual que ‘jugar piquis’. Los insultos también los entiende todo el mundo.

Semana: ¿Cuál sería la palabra colombiana por excelencia?

N. P. : Juepucha o juepuerca, ambas variaciones del madrazo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.