Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/15/2010 12:00:00 AM

¿Estado de Oración?

Si la Constitución de 1991 definió a Colombia como una nación pluricultural, en donde la Iglesia y el Estado tienen una separación absoluta, ¿por qué se armó tanto revuelo con el supuesto ateísmo de Mockus? Analistas insisten en que se debe a que el tema religioso, durante los últimos ocho años, hizo parte del talante uribista y volvió a interiorizarse en las preferencias políticas. Algunos, como el filósofo Rodolfo Arango, insisten en que el presidente Álvaro Uribe volvió a instaurar la “malsana costumbre de usar la religión con fines políticos” al punto de que el famoso ‘Estado de Opinión’ también tuvo sustento en temas religiosos. Vale la pena recordar el despliegue que desde la oficina de prensa del Palacio de Nariño tuvieron las imágenes del Presidente rezando ante la Virgen de Fátima, agradeciendo a las fuerzas divinas por la liberación de los secuestrados, visitando el santuario del padre Marianito, o censurando el ‘gustico’. Lo que no parece entender la mayoría de candidatos, incluidos Santos y Mockus, es que acercarse a posiciones católicas no necesariamente tiene beneficios electorales. Aunque el 75 por ciento de los colombianos sigue siendo católico, en la última década la diversidad religiosa ha ido en aumento. No hay cifras oficiales sobre el tema, pero jefes de iglesias y expertos en sociología de la religión coinciden en que, aunque la mayoría sigue siendo católica, el 21 por ciento hace parte de confesiones protestantes y corrientes evangélicas pentecostales o neopentecostales, presbiterianas, anglicanas, bautistas, menonitas y metodistas; y el 4 por ciento se siente identificado con confesiones como el judaísmo y el islamismo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?