Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/4/2011 12:00:00 AM

Esthercita Forero

La muerte de ‘la Novia de Barranquilla’ enlutó el espíritu carnavalesco de La Arenosa y del país entero.

La muerte de ‘la Novia de Barranquilla’ enlutó el espíritu carnavalesco de La Arenosa y del país entero. Después de permanecer hospitalizada en la clínica La Asunción por más de veinte días, murió el viernes pasado a causa de una isquemia cerebral. Las canciones de Esthercita se convirtieron en himnos en su natal Barranquilla y fueron ampliamente conocidas en varias regiones de Colombia. Entre ellas están La Guacherna, Mi vieja Barranquilla, Tambores de Carnaval,Luna barranquillera y Palito e’ matarratón. El locutor Gustavo Castillo le puso el apodo de ‘la Novia de Barranquilla’ hace más de cuarenta años. Esthercita nació el 10 de diciembre de 1919 y desde muy pequeña demostró su talento en el escenario cuando animaba las fiestas familiares. Debutó a los 14 años en la emisora La Voz de Barranquilla y poco tiempo después su carisma conquistó la ciudad. Su primera gira internacional la llevó a Panamá en 1942 y luego su música llegó a Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba y Estados Unidos. A su regreso al país, 17 años más tarde, grabó con la orquesta de Pacho Galán y cantó junto a Joe Arroyo y Alfredo Gutiérrez. En 1998, el Ministerio de Cultura le otorgó el título emérito por su labor como embajadora de la cultura y también recibió de la Cámara de Representantes la Orden Policarpa Salavarrieta en el grado de Comendador. Su nombre permanecerá siempre en la memoria de los colombianos como sinónimo de alegría y ‘guacherna’.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.