Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/06/14 00:00

Eurosancocho de naciones

La Eurocopa de fútbol que se celebra en Austria y Suiza se ha convertido en un espejo de la nueva realidad de un continente de migrantes. Por ejemplo, Mario Gómez y Ricardo Cabanas no juegan para España sino para Alemania y Suiza. Ivica Vastic no juega en Croacia sino para Austria. Y el suizo Johan Vonlanthen nació en Santa Marta.

No celebraron su gol.
Lucas Podolsky (izquierda), de Alemania, anotó los dos goles con que su equipo venció a Polonia. Sin embargo, no los celebró porque él nació en la tierra de Chopin y Juan Pablo II. Hakan Yakin abrió el marcador en el juego entre Suiza y Turquía, pero no lo gritó porque juega para los helvéticos, aunque es de origen turco.

Euro Brasil.
Se dice que la Eurocopa es un mundial de fútbol sin Argentina ni Brasil. Pues no es del todo correcto. En esta versión juegan cinco brasileños: dos en Portugal (Pepe y Deco), uno en Turquía (Mehmet Aurelio), otro más en España (Marcos Senna) y el quinto, en Alemania (Kevin Kuranyi). La cuota argentina corre por cuenta de Camoranesi, que juega para Italia. En total juegan 37 nacionalizados en 10 de los 16 equipos.

¿Y la francofonía, qué?
En la selección de Francia (foto), uno de los países más orgullosos de su cultura, es necesario armarse con una lupa para encontrar apellidos franceses. En los partidos sólo formaron tres jugadores con apellido y pinta de francés: el arquero Coupet; el lateral derecho Sagnol, el volante Toulalan y el volante ofensivo Ribéry.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.