Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/19/2011 12:00:00 AM

Éxodo político a la vista

En el Congreso ronda la idea de impulsar una fórmula legislativa que permita a los congresistas saltar de un partido a otro sin sanciones.

En el Congreso ronda la idea de impulsar una fórmula legislativa que permita a los congresistas saltar de un partido a otro sin sanciones. La figura busca abrir la puerta a la escisión, creación o liquidación de organizaciones políticas como se aplica a las sociedades en el derecho administrativo. Los principales interesados en la propuesta son los congresistas del Polo Democrático liderados por Camilo Romero, que se sienten “secuestrados” dentro de su partido y quisieran darle vida jurídica a Progresistas e independizarse. El Partido Liberal también ha expresado su anuencia a la propuesta, pues haría más fácil la reunificación liberal con Cambio Radical y sectores de La U.

Pero es en estas toldas donde la iniciativa causa controversia. Mientras el senador Roy Barreras considera que es “una propuesta de los partidos débiles” y que a la reunificación “liberal no acudirá ni siquiera (Armando) Benedetti como pajecito”, al expresidente del Congreso le “llama la atención”. La controversia es una muestra más de que en La U hay dos fuerzas políticas disímiles.

Sin embargo, la idea está lejos de materializarse pues ni siquiera tiene asidero. Se especula que podría incluirse como un artículo en el proyecto de ley para establecer las sanciones a los dirigentes de los partidos que impulsa el Partido Conservador. Pero esta colectividad seguramente lo pensará dos veces antes de hacerle un favor a su rival histórico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.