Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/05/26 00:00

Experiencia de talla mundial

Llama la atención que los diplomáticos que el presidente George W. Bush designó para Pakistán y Afganistán, las dos embajadas más estratégicas y difíciles que tiene hoy Estados Unidos aparte de la de Bagdad, son los dos últimos embajadores de ese país en Colombia. Mientras William Wood había sido designado en Kabul, esta semana Ann Patterson fue nombrada en Islamabad. Wood y Patterson son reconocidos en Washington por haber puesto en marcha el Plan Colombia. Y aunque para muchos demócratas la eficacia de esa estrategia está en duda, para el ala dura de los republicanos –encabezados por la Casa Blanca– es un éxito redondo. Por algo hay policías colombianos entrenando a sus colegas afganos en la lucha contra el narcotráfico. Habrá que ver si la misma lógica se ha utilizado contra las Farc y los carteles de las droga funciona ante el fanatismo suicida de Al Qaeda. Porque Afganistán y Pakistán son el frente de la guerra contra los talibanes y Osama Ben Laden.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.