Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/3/2011 12:00:00 AM

Fabio Rubiano

Flaco, alto y con el pelo enmarañado, el Fabio Rubiano de siempre está al tanto de los actores, el maquillaje, el vestuario, la iluminación.

Flaco, alto y con el pelo enmarañado, el Fabio Rubiano de siempre está al tanto de los actores, el maquillaje, el vestuario, la iluminación. No es que quiera hacerlo todo, sino que para estar tranquilo debe controlar cada detalle de su obra. Fabio nació en Fusagasugá hace 48 años y después de varios tumbos se metió a hacer teatro y, como dice él, ese oficio lo salvó. Empezó a estudiar Bioquímica, Biología, Ingeniería Industrial y Economía, pero no terminó ninguna. Se la pasaba en su bar La Ratonera, un antro de salsa que le permitió desde los 19 años tener algo de dinero en el bolsillo. En 1983 empezó a estudiar en la Escuela Superior de Teatro de Bogotá y allí conoció a la que sería su esposa durante diez años, la actriz Marcela Valencia, quien le puso algo de disciplina a su vida; en ese proceso afinó su escritura y entró de lleno a las tablas. Hizo su primer papel en la pantalla chica en Asunción (1989) como un taxista. Luego seguiría Crónicas de una generación maldita, dirigida por Jorge Alí Triana y Vuelo secreto, que darían paso a más de 30 papeles en televisión y cine. Pero definitivamente se quedó con el teatro. Desde 2001 es profesor en la Maestría en Escrituras Creativas de la Universidad Nacional y hace unos meses celebró los 25 años del Teatro Petra, que fundó con Marcela Valencia. Fabio estrenó hace unos días Sara dice, su nueva obra, que recibió el Premio Iberoamericano el año pasado, en la cual se habla de un país hipotético donde desaparece el asesinato. Ahora Rubiano se prepara para actuar en la película San Andresito, al tiempo que hará la tercera temporada de la serie Kdabra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.