Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/28/2008 12:00:00 AM

Fallo mortal

Por primera vez en su historia, el Tribunal Supremo de Estados Unidos se pronunció sobre el derecho constitucional que tienen los norteamericanos de portar armas de fuego, al tumbar una ley de Washington que había prohibido su compra y su posesión por parte de particulares. Ni siquiera las trágicas masacres en escuelas y universidades de los últimos años han resquebrajado el apoyo al polémico derecho, que se remonta a 1791. Tampoco las estadísticas: en el mundo mueren más personas por cuenta de las armas ligeras que por el arsenal utilizado en las guerras convencionales. Sólo en Estados Unidos, cada año mueren 30.000 personas por arma de fuego, en su gran mayoría en accidentes. Desde hace años, en Estados Unidos y en el mundo se libra una dura batalla. En una orilla están los que abogan por restricciones tanto al armamento como a la munición. En la otra, los fabricantes (por lo general de países industrializados) e influyentes grupos como la estadounidense Asociación Nacional del Rifle, que defienden el derecho a portar armas como una libertad fundamental. Por eso a nadie sorprendió la decisión del Tribunal Supremo, que prefirió mantener un antiguo derecho que genera miles de millones de dólares al año, que dar un paso histórico en el país más armado del mundo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.