Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/19/2013 12:00:00 AM

Gabo en La Habana

En medio de las tensas relaciones entre Colombia y Cuba, el evento político en enero de 1983 fue el encuentro que sostuvieron en La Habana diferentes personajes.

En medio de las tensas relaciones entre Colombia y Cuba, el evento político en enero de 1983 fue el encuentro que sostuvieron en La Habana el comandante Fidel Castro, Gabriel García Márquez, el expresidente Alfonso López Michelsen y un grupo de periodistas colombianos. La excusa de la visita fue la condecoración Félix Varela que el gobierno cubano le entregó al escritor por su vida literaria, pero entre tabaco, brandy y paseo en yate, Castro, López y Gabo lograron por muchas horas hablar de toda clase de temas. El momento era difícil, ya que las relaciones entre los dos países estaban rotas, no solo por el incidente de la toma de la embajada de la República Dominicana en Bogotá, sino por el papel que jugó Colombia para evitar que Cuba llegara al Consejo de Seguridad de la ONU. Castro reveló que los guerrilleros del M-19 sí se habían entrenado en Cuba, pero que su país jamás había transportado armas hacia Colombia ni había participado de la toma. En el encuentro, que tuvo a Gabo como facilitador, se habló de la situación de Centroamérica, sus economías; la decadencia imperialista y el bloqueo. Una de las frases finales de Castro fue: “Me da risa cuando dicen que exportamos revolución. Lo que se exporta en cierta medida es la tecnología. La revolución tiene que ser propia”. El polémico encuentro sirvió para abrir las puertas a la reconciliación entre los dos países.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.