Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2007/04/28 00:00

Galería en plena selva

Mientras la mayoría de los fotógrafos se contenta con mostrar sus imágenes en galerías citadinas, Manuel Saldarriaga quiso llevarlas a sus propios modelos, aunque esto le implicara adentrarse en la selva chocoana. Saldarriaga, reportero gráfico de El Colombiano, visitó por primera vez las comunidades emberas en marzo de 2004, cuando el conflicto obligó a los indígenas a salir de sus territorios. Luego de dos años y dos batallas contra el paludismo que le dejaron sus correrías, el fotógrafo pudo volver a la selva a exhibir 40 de sus imágenes a las mismas comunidades cuya vida había retratado. Los embera de las comunidades Egorókera, Baquiaza, Playita y Villa Hermosa, asentados a orillas del río Opogadó, ayudaron a Saldarriaga a colgar sus fotografías de las paredes externas de sus casas. Las imágenes se quedaron en los poblados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.