Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/10/2015 10:00:00 PM

El buen ‘mano dura’

En 1985 el presidente Belisario Betancur nombró ministro de Defensa al general Miguel Vega Uribe.

A comienzos de enero de 1985, el presidente Belisario Betancur nombró ministro de Defensa al general Miguel Vega Uribe, pero lo presentó ante la opinión como su “ministro de paz”. La decisión era importante, no solo porque el país se encontraba en pleno proceso con las guerrillas, sino también porque Vega Uribe tenía fama de ‘duro’ y había sido señalado de ser uno de los responsables de las torturas tras el escándalo del robo de armas del Cantón Norte bajo el gobierno de Julio César Turbay. Esto hacía impensable que él pudiera salvaguardar la tregua con los guerrilleros. Hace 30 años, SEMANA analizó esa metamorfosis del general, pues había pasado de represor a protector de la subversión. A partir de entonces, Vega Uribe se hizo personalmente cargo del tratamiento y las garantías procesales que debían recibir los dirigentes del M-19. Pero él no fue el único que por esa época se transformó de halcón a paloma. Sus dos antecesores en el ministerio, los generales Gustavo Matamoros y Fernando Landazábal, también habían sido ‘manos duras’ antes de entrar al gobierno a trabajar por la paz.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.