Jueves, 19 de enero de 2017

| 2001/11/05 00:00

Golpe a golpe

Golpe a golpe

La facilidad para derribar una torre de transmisión de energía es inversamente proporcional a la dificultad para volver a levantarla.

1. Una torre de energía puede ser derribada por un solo hombre al colocarle en una de sus bases una carga mínima de explosivos que en el mercado negro puede costar 100.000 pesos.

2. Para efectuar la reparación se debe ubicar la torre mediante inspección terrestre o aérea con un helicóptero. La fuerza pública debe enviar una patrulla para garantizar la seguridad de los trabajadores.

3. Dependiendo de los riesgos de orden público, se entra por tierra o en helicóptero. Se ingresa la cuadrilla de aproximadamente 30 trabajadores. El proceso de recuperación de las torres puede tardar una o dos semanas.

Estimativos oficiales calculan que reparar una torre de alto voltaje de 230.000 voltios cuesta en promedio 40.000 dólares, mientras que una de 500.000 voltios vale, en promedio, 70.000 dólares. Sólo en lo que va corrido del año se han derribado 42 torres, cuya reparación ha costado, como mínimo, más de dos millones de dólares

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.