Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/28/2014 12:00:00 AM

Amarga realidad

En 1984, Colombia ya se acostumbraba a pensar que el secuestro era “una realidad con la que había que vivir”.

En 1984, Colombia ya se acostumbraba a pensar que el secuestro era “una realidad con la que había que vivir”. Pero en los primeros días de julio los medios hicieron un esfuerzo por llevar a la gente a preguntarse dónde estaban quienes habían perdido su libertad a la fuerza y quién los tenía. Así, ponían ese crimen en el centro del debate sobre el proceso de paz entre el presidente Betancur y las Farc.

Hace 30 años, SEMANA dedicó su portada al secuestro. La gente no solo preguntaba si los guerrilleros iban a liberar a los secuestrados que tenían. También le exigía al propio Tirofijo que aclarara si él había ordenado las retenciones y si iba a aceptar que usaba el secuestro como una forma de financiación. La respuesta ya estaba en el aire desde hacía tiempos. El jefe insurgente siempre había calificado la práctica como “impropia de revolucionarios”, y por eso muchos pensaban que los rehenes estaban en manos de desertores y disidentes, críticos de las negociaciones de paz. Los militares, sin embargo, insistían en lo contrario: que las Farc secuestraba sistemáticamente para financiarse. Con el paso del tiempo el país conoció la amarga verdad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.