Jueves, 19 de enero de 2017

| 1984/12/24 00:00

"HAY LIMITES QUE LA INGENIERIA GENETICA NO PUEDE CRUZAR"

RICHARD GOODMAN

"HAY LIMITES QUE LA INGENIERIA GENETICA NO PUEDE CRUZAR"

Con el objeto de dar una idea sobre los rudimentos de la genética, hasta los elementos que se deben utilizar en la evaluación y manejo de los problemas clínicos, se ha organizado en Pasto un congreso que se efectuará entre los días 27 de noviembre y 1° de diciembre. Uno de los principales invitados es el profesor israeli Richard Goodman, considerado uno de los diez médicos genetistas más importantes del mundo. El curriculum del doctor Goodman es impresionante.
Craduado en la Universidad Estatal de Ohio, ha participado en 35 congresos cientfficos entre 1961 y 1984. Ha publicado 9 libros médicos y uno de carácter no médico. Cerca de 22 libros de otros autores incluyen capítulos de su autoría. Y ha redactado cerca de 108 artículos científicos, siempre en torno al tema de la genética. En entrevista exclusiva con SEMANA, el doctor Coodman contestó a las siguientes preguntas: SEMANA: ¿Cuál es el principal aporte de la gehética en la actualidad ?
RICHARD COODMAN: Quizás el papel más importante que juega la genética hoy en día es el de la habilidad que ha desarrollado para reconocer enfermedades genéticas antes del nacimiento. Esto ha permitido, en países donde se permite el aborto, que madres que sólo desean traer al mundo niños sanos puedan tomar su decisión, de acuerdo con los datos que las investigaciones geneticas le suministran.
S.: ¿Implica este tipo de avances alguna colisión entre la religión y la genética?
R.G.: Decimos que cada pareja debe tomar su decisión de acuerdo con su conciencia religiosa. Pero aun en parejas cuyos principios religiosos les impiden recurrir al aborto, existe gran interés por saber lo máximo posible sobre el estado del feto, e incluso por estar al tanto de los métodos que tenga a su alcance para tener un bebé saludable. Pero a la pregunta podemos responder que sí, que la religión y la ciencia tienen mucho que discutir.
S.: ¿Qué opina de la llamada "manipulación genética "?
R.C.: Es más correcto hablar de ingeniería genética que de manipulación.
S.: Cualquiera que sea el apelativo, ¿cree usted que existe un límite ético en torno a procedimientos como el de la genética selectiva, o a experimentos con embriones recientemente engendrados?
R.C.: Sí. Creo que sí. Creo que hay límites que la ingeniería genética no puede cruzar. Los científicos meditamos con frecuencia en torno a tales límites, y por eso en todo buen instituto de investigación existe un comité que tiene como función la de monitorear tales experimentos, e incluso autorizar al equipo médico antes de que éste se embarque en un programa de tal naturaleza. Pero en todo caso, la religión no tiene todas las respuestas, pues no a todo el mundo le dice lo que está bien o está mal.
S.: ¿Qué opinión le merece el caso de Baby Fae?
R.C.: El científico que realizó este trasplante vió el corazón como un órgano, no como el alma. Si una persona puede vivir... ¿por qué dudar en ponerle un corazón de animal?
S.: Pero la polémica se centraba, básicamente, en que eran muy vagas las posibilidades de vida de la nina con el corazón animal. Es cierto que vivió algunos dias más de los que habría vivido con su propio corazón, pero, ¿qué significa esto?
R.C.: ¿Qué significa? Bueno, no hay una respuesta precisa. De ahí la importancia de que la ciencia y la religión se sienten de una vez por todas en la misma mesa a discutir acerca de temas como éste.
S.: ¿Qué puede esperar específicamente Colombia de la genética?
R.C.: Es una pregunta interesante, pero difícil de responder. Un país avanza en un determinado aspecto cuando existe el deseo, el interes de hacerlo. Por ejemplo, resulta ridículo pensar en hacer genética en países como Botswana o Etiopía, donde se necesitan otras cosas, empezando por comida. La pregunta que yo hago es: ¿qué necesita Colombia? ¿Qué desea Colombia en términos de investigación? En todo caso, es mucho lo que nosotros podemos aportar. Básicamente nuestra habilidad para entender la enfermedad a nivel molecular.
Una vez que algo se entiende puede ser diagnosticado, tratado, y prevenido. Hasta el momento hemos tenido gran éxito en el diagnóstico y en la prevención, pero esperamos que durante los próximos diez años podamos dominar también el tratamiento. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.