Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/21/2010 12:00:00 AM

Heine Mogollón

A mediados de 1996 se conoció la resolución del representante Heine Mogollón, cabeza de la Comisión de Investigaciones y Acusaciones de la Cámara, en la que pedía archivar el proceso contra el presidente Ernesto Samper por haber recibido dineros del narcotráfico en su campaña. Este hecho parecía darles la razón a quienes habían acusado a Mogollón de parcialidad a favor del mandatario. Después de que el proceso contra Samper fue precluido, el ‘investigador del Presidente’ fue señalado de haberse aprovechado de su condición para gestionar recursos para Chimá, su pueblo natal, y para aumentar su fortuna. Sin embargo, las acusaciones no prosperaron. A finales de los 90 cayó en el olvido. Pasó de ser un personaje perseguido por los medios a un hombre casero, recluido en sus tierras de Córdoba. Hoy, Mogollón está desvinculado de la actividad pública y no quiere saber nada del tema. Vive en Lorica con sus hijos y su esposa, Esther. Se dedica a trabajar como abogado en litigios familiares o en temas civiles. También va a descansar varias veces a la semana a su finca en Chimá, pueblo que quiere con el alma. Sus vecinos lo aprecian y lo califican como una persona tranquila y reservada que evita charlar de la actualidad. Pocas veces habla del Proceso 8.000, pero cuando lo hace defiende su decisión y señala que actuó según sus convicciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.