Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2000/09/11 00:00

Heine Mogollón

Heine Mogollón

El hombre que tuvo en vilo al país cuando debió juzgar al presidente Ernesto Samper Pizano siendo miembro de la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes atraviesa hoy una dura etapa de soledad pues hasta sus más cercanos copartidarios le han dado la espalda.

Heine Mogollón vive en Lorica, a 45 minutos de Montería, y está dedicado exclusivamente a sus asuntos personales y negocios particulares. Hasta hace muy poco tiempo tuvo el control político de su pueblo natal, Chimá, pero este se le fue de las manos. Tiene serias diferencias con su padrino político Francisco José Jattin y el alcalde de Chimá, Víctor González Humanez, quien pertenecía a su movimiento, también decidió separarse de él. Atrás quedaron las épocas en que los medios se peleaban una declaración suya, y en que a cualquier gesto suyo se le daba una dimensión presidencial.

Mogollón volvió a su tierra natal y hasta hace año y medio siguió teniendo una relativa influencia regional. Hoy está rodeado de su familia, sin el agite diario del mundo político, y camina por las calles con chanclas sin la presencia de los escoltas que alguna vez lo protegían día y noche. En el futuro próximo el panorama político de Heine tampoco se ve muy movido ya que su pueblo, Chimá, no tendrá elecciones en este mes de octubre porque hubo problemas jurídicos que retrasaron la posesión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.