Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Ahora que se vislumbra una tregua con el ELN y se informa de una nueva lista de periodistas amenazados que en los últimos días han tenido que salir del país, muchos colombianos se preguntan qué pasó con Henry Romero, el reportero gráfico que al lograr una exclusiva mundial firmó de pasó un futuro incierto. Como se recordará en 1999 Romero logró el acceso a uno de los campamentos de este grupo insurgente que tenía secuestrados a los feligreses de la iglesia de La María. Sus fotos, las primeras de los secuestrados, aparecieron en las páginas de cientos de periódicos y revistas con la mala fortuna de que en una de las imágenes se identificaba a uno de los comandantes guerrilleros. El 26 de octubre de 1999 el ELN lo ‘invitó’ a las montañas del Valle de Cauca con el argumento de una rueda de prensa aunque en realidad se trataba de una trampa para secuestrarlo. Durante 12 días lo mantuvieron cautivo con la presión de que lo iban a someter a un juicio revolucionario. El rechazo mundial logró convencer al ELN de liberarlo aunque el grupo condicionó el gesto a que se fuera del país. Desde hace casi dos años Romero se mueve por diferentes Estados de Centroamérica donde continúa trabajando para la agencia Reuters. Sigue armado de su cámara retratando la realidad y alimentando la nostalgia por volver a Cali a escuchar salsa, disfrutar del olor de los cañaduzales y el aroma del pandebono. Sensaciones que no ha podido disfrutar desde hace dos años cuando tuvo que exiliarse.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.